Enviar Foto

Primera Comunión

Información acerca de qué es lo que se necesita para organizar una Primera Comunión

Información acerca de qué es lo que se necesita para organizar una Primera Comunión

La edad que actualmente se recomienda para hacer la primera comunión es entre ocho y nueve años como mínimo. Se requiere en primera instancia que el niño o niña estén bautizados y que hayan tenido una preparación y catequesis de por lo menos dos años anteriores a la fecha del evento.

PADRINOS

No existen propiamente requisitos en el Derecho Canónico para ser padrinos de primera comunión, pero es recomendable que quien vaya a asumir este compromiso debe de tener calidad de vida cristiana. Puede ser una persona y si son una pareja deben de estar casados por la Iglesia.

VESTIDOS Y ORNAMENTOS

Para niñas: Vestido largo, blanco adornado con encajes, listones o tiras bordadas. Se acostumbra que lleven una corona de flores en la cabeza, sosteniendo un pequeño medio velo, este último no es indispensable, según el gusto de cada quien.  De calzado se aconsejan unas bonitas sandalias también en color blanco.

Para niños: Esta indicada camisa ya sea clásica o corte mao y pantalón blanco o un traje completo en color liso blanco o beige. También es usual un traje de corte militar, con pantalón blanco, camisa blanca y blazer azul marino o blanco con botones y galones dorados en los hombros y al final de las mangas.

Accesorios para ambos: Medalla ya sea colgada al cuello o en broche, de preferencia la de su bautizo.

Crucifijo,  Biblia, Rosario y Vela de parafina blanca, esta puede estar adornada con  flores, listones, espigas y uvas.

MISA

Si la ceremonia se va a celebrar de manera individual es importante ir a la Iglesia en donde se pretende realizarla para apartar la fecha y la hora de la misa, contratar a la florista para adornar y a la agencia de música que va a armonizar la celebración religiosa. La misa solemne esta dedicada especialmente para quien vaya a recibir a Jesús por primera vez, por lo que las Lectura, el Salmo y el Evangelio pueden ser seleccionadas con anterioridad por los padres y el niño y también designar a las personas que lean la lectura y el salmo.

Al terminar la homilía se renuevan las promesas bautismales y se enciende la vela con el cirio pascual. En el momento del ofertorio el niño que hará la primera comunión lleva las ofrendas: el pan y el vino que estarán bellamente decorados, al altar ayudado por hermanos o amigos.  Al finalizar el sacerdote bendice especialmente al neocomulgante y a su familia.


ENVIAR COMENTAR IMPRIMIR