Enviar Foto

Los errores más comunes que se dan al planear una boda

Los errores más comunes que se dan al planear una boda, 6 tips para no caer en ellos

Los errores más comunes que se dan al planear una boda, 6 tips para no caer en ellos

1.       Primero lo primero: la lista de invitados

Después  que te den el anillo y le informes a tu familia que estas comprometida, lo que tienen que hacer es la lista de invitados. Toda absolutamente toda planeación viene de la mano con el número de invitados que tengas para el evento. Si no conoces el número exacto no sabrás que lugar será el más cómodo para dicha cantidad de gente. Tampoco sabrás para cuantas personas tendrás que pedir el banquete. Es importante definir este número para ir sacando un presupuesto aproximado.

2.       No estreses a tu novio con la boda si a el realmente no le interesan los detalles de la misma.

En estas épocas modernas los novios cada vez más se interesan por los detalles de las bodas, especialmente porque quieren ponerle su propio sello  si la boda es de ellos mismos. Pero de igual forma todavía hay novios a los que no les interesa en lo absoluto si las flores combinan con los vestidos de las damas o si hay favors para los invitados. Si tu novio es uno de esos, NO LO ESTRESES, y lo más importante no esperes demasiada ayuda de su parte. Mejor toma tú las riendas de tu boda y diséñala a tu manera pero sin dejar de informarle de vez en cuando de los avances de la misma. Ten por seguro que te vas a divertir más si entiendes esto desde un principio y te evites pleitos innecesarios.

3.       Asustarte porque alguien copie algún detalle de tu boda.

Recuerda que la imitación es el mejor de los halagos. Esto quiere decir que no debes asustarte o estresarte si alguien usa el mismo centro de mesa o tiene el mismo combo de color que tu, mejor ocúpate en sacarle jugo a esta situación tratando de encontrar como variar dichos detalles para que tu boda sea más original. Pero eso si, si en verdad te estresa que te copien tus ideas mejor mantente calladita para que sea una sorpresa total el día de tu boda.

4.       No hacer los cambios que quieres porque piensas que ya no hay tiempo.

Todo tiene solución en esta vida, especialmente cuando quieres hacer cambios de última hora referente a lo que hayas pactado con cada uno de los proveedores. Las florerías solicitan las flores con dos semanas de anticipación, el banquetero hace sus compras la semana anterior a la boda, etc. Así que no te estreses, si quieres cambiar algo de lo ya escogido habla con el proveedor y lleguen a un acuerdo en el que ambas partes salgan beneficiadas.

5.       Hacer que el vestido de tus sueños te quede bien aunque tu figura no lo permita.

Encontraste el vestido de tus sueños pero resulta que tu figura no es la adecuada para el, entonces decides comprarlo y tratar de bajar dos tallas para que te quede a como de lugar. Esto puede ser un error que va a acabar en un desastre.

Es mejor que escuches a los expertos y que dejes que ellos te guíen hacia donde tu figura lo permita. Es mejor tener un vestido que se adapte bien a la forma de tu cuerpo y que la gente hable de lo linda que te ves ese día a un vestido que haga resaltar la mala decisión que tomaste.

 

6.       Hacerlo todo ustedes mismos.

Puedes pensar que el que tu novio y tu se sienten a hacer noche a noche los recuerdos de la boda puede ser divertido, pero antes de tomar la decisión ponte a pensar en el tiempo que les llevará hacerlo y si valdrá la pena en comparación con el ahorro que a lo mejor estas buscando.

Piensa también si las carreras de la planeación y la presión que tienes en tu trabajo para poder irte de luna de miel lo permitan.


ENVIAR COMENTAR IMPRIMIR